26/01/2018

APRENDE FOTOGRAFÍA (Cap.20): modos de medición de luz (y II)

medición de luz.


En la anterior entrada de medición de luz repasamos que el fotómetro de tu cámara evalúa la luz reflejada en dirección a su interior. Que en base a esa lectura toma una serie de decisiones para conseguir una exposición adecuada (combinando apertura de diafragma, tiempo de exposición y sensibilidad del sensor). Al menos, para indicarte si la combinación que tú has escogido manualmente va a dar (según su criterio) una fotografía correctamente expuesta o por el contrario sub o sobreexpuesta. medición de luz

Para interpretar la luz tu cámara considera su distribución a lo largo del encuadre de diferentes maneras. Ya vimos el modo matricial o evaluativo y hoy veremos otros modos muy extendidos. Recuerda que la división del encuadre empleada para los ejemplos es ficticia, aunque perfectamente válida para entender los conceptos explicados. medición de luz

Modos de medición de luz (y II)

Medición ponderada al centro

En el modo de medición ponderado al centro la cámara considera todo el encuadre para establecer la exposición adecuada. La parte central de éste tiene una mayor importancia en el cálculo. Esto quiere decir que lo más relevante para decidir la combinación de apertura y tiempo en base a la sensibilidad del sensor es la luminosidad de aquello que ocupa la parte central del sensor, y que lo que lo rodea “matiza” la decisión, es decir, tiene una importancia mucho menor.

Es como si al apuntar con tu cámara hacia un determinado lugar, sucediese algo así:

medición de luz

Aunque el fotómetro “ve” la luminosidad de toda la escena, no la valora de la misma manera en toda su extensión. El centro tiene una gran relevancia (en la imagen de arriba se traduce en que es completamente transparente). El resto del encuadre se tiene en cuenta pero en menor medida.

La gran diferencia entre este modo y el evaluativo o matricial es que el modo evaluativo interpreta la escena para después asignar un determinado peso en los cálculos a cada zona del sensor. En el modo ponderado al centro, el cuadrante de la esquina superior derecha del encuadre tiene la misma importancia en el cálculo de la exposición que el cuadrante de la esquina inferior izquierda, independientemente del tipo de situación en la que te encuentres, en el modo evaluativo, sin embargo, la cámara podría dar una importancia diferente a uno y a otro en función de cómo interpreta la escena. medición de luz

Este tipo de evaluación es útil cuando el sujeto a exponer correctamente ocupa gran parte del encuadre y quieres que la luminosidad del entorno no influya demasiado en su aspecto final.

Medición central o parcial

En el modo de medición central tu cámara sólo considera la luminosidad de la parte central del encuadre. La palabra clave es “sólo”. Pero volvamos un paso atrás…

La medición ponderada al centro que vimos antes mide toda la escena y da más peso en el cálculo a la parte central (por ejemplo, un 75%) y mucho menos al resto del encuadre (un 25%), de esa forma la exposición adecuada se ajusta sobre todo (pero no exclusivamente) a aquello situado en medio del visor. medición de luz

Sin embargo, cuando optamos por la medición central el fotómetro sólo considera la luminosidad del área central del encuadre, ignorando todo lo demás:

Ejemplo de división del encuadre para medir la luz.

De esa manera no importa qué hay fuera de esa zona (oculto por la zona gris). Ese entorno podría ser muy brillante o completamente oscuro. Sin embargo lo único que tu cámara va a tener en cuenta para decidir una combinación de apertura y diafragma es la luz proveniente del centro.

Este modo es interesante cuando hay una gran diferencia de luminosidad entre aquello que quieres que salga correctamente expuesto y el resto de la escena. Imagina que quieres hacer una fotografía de alguien a contraluz, y que en lugar de pretender que se vea como una silueta completamente negra te interesa que su cara quede bien expuesta. Selecciona el modo de medición central, dirige tu cámara hacia su cara de forma que ocupe gran parte del encuadre y dispara. medición de luz

Medición puntual

Si seleccionas el modo puntual estás llevando al extremo la medición. Ahora lo único relevante para calcular la exposición va a ser una zona muy pequeña del encuadre.

medición de luz

Eso ocasiona que todo lo que queda fuera no tenga incidencia a la hora de calcular la exposición.

¿Cuándo puede ser interesante este modo de medición? Siempre que la parte de la escena que quieras exponer correctamente sea muy pequeña respecto a todo lo demás. Un ejemplo rápido. Supón que estás viendo un concierto en un estadio, todo excepto el escenario está completamente oscuro. Como estás lejos, aquel sólo es una pequeña parte del visor. Si mides toda la escena para hacer una fotografía, el entorno completamente oscuro que rodea a ese pequeño punto de luz confundirá al fotómetro, en lugar de eso, escoge medición puntual y sitúa el escenario justo en medio del encuadre, así la cámara ignorará la oscuridad que lo rodea y calculará la exposición exclusivamente para los músicos. medición de luz

Comprueba por ti mismo la importancia del modo de medición de la luz

Te propongo un ejercicio. Así podrás constatar cómo el modo de evaluación de la luz cambia la interpretación de la escena. Sólo vas a necesitar tu cámara de fotos y un trípode si dispones de uno, no es imprescindible.

  1. Busca en el manual de tu máquina. Qué modos de medición de luz dispones y cómo cambiar de uno a otro
  2. Monta tu cámara sobre un trípode. Si no tienes no pasa nada, sólo tienes que intentar repetir las fotografías sin cambiar demasiado tu posición
  3. Busca varias situaciones con condiciones de iluminación muy diferente. Puedes hacer este ejercicio en casa. Basta con que localices sitios con condiciones de iluminación muy distintas.
  4. Ajusta tu cámara en modo prioridad a la apertura o al tiempo. Fija el diafragma o la velocidad respectivamente y asegúrate de que no estás compensando la exposición.
  5. Para cada localización haz una fotografía con cada uno de los modos de exposición. Moviendo lo menos posible la cámara entre una toma y otra. Repite la secuencia en unas cuantas posiciones más, cuando más diferentes, mejor
  6. Compara los valores (apertura y velocidad de obturación) de cada fotografía para un mismo entorno. Comprueba cómo el ajuste decidido por la cámara depende del modo de medición que hayas escogido. Asegúrate de entender por qué

La luz lo es todo en Fotografía, eso ya lo sabes. Por eso es tan importante saber cómo conseguir que tu cámara la mida allí donde te interesa. Comprender por qué en determinadas condiciones el resultado no es el que buscas. Los modos de medición son una pieza clave a la hora de lograr la exposición adecuada; ya estás un poco más cerca. Recuerda practicar y, sobre todo, reflexionar sobre los resultados, es la mejor forma de mejorar un poco más cada día!

Entradas relacionadas en https://www.juanlunafoto.es/tag/curso-fotografia/

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies