https://www.juanlunafoto.es/blog/
10/01/2018

FOTÓGRAFO CLÁSICO DE LA SEMANA: HELMUT NEWTON.

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

Los fotógrafos clásicos revisados hasta ahora concebían el arte como algo callejero. Sin embargo, el ámbito de la moda también va a ser potenciado por autores de gran renombre. Helmut Newton es uno de ellos. Se basó en elementos como el glamour y sensualidad para dotar a sus fotos de un erotismo que, en el contexto de la época, resultaría rompedor.
Sus peculiares técnicas provocaron que participase en revistas como Vogue o Elle. Esto le llevó a trabajar en la que por excelencia se ha considerado como capital de la alta costura: París.

Helmut Newton, la naturalidad del sexo.

El exilio dio a Helmut Newton la primera oportunidad profesional de trabajar como fotógrafo. De aquellos últimos años del 30 huyendo del exterminio de los judíos por parte de los nazi al 23 de enero de 2004, día en el que muere en un trágico accidente de tráfico. Aquel desconocido fotógrafo joven entremedias llegó a convertirse en una auténtica leyenda. Una leyenda tanto del mundo de la moda como de la fotografía en general convirtiéndolo en uno de los fotógrafos clásicos de más relevancia en el mundo de la moda. Fotógrafos clásicos

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

La inspiración de Yva.

Helmut Newton comenzó en la fotografía siendo un niño, por entonces Helmut Neustädter. A sus 12 años compró su primera cámara gracia a sus ahorros. Cuatro años más tarde su cámara AGFA Tengor Box y él se convertirían en los aprendices de la fotógrafa Yva. De ella, aprendería el dominio del retrato y de los desnudos en blanco y negro. Fotógrafos clásicos.

La obra de Yva, conocida como Else Ernestien Neuländer-Simon, es fundamental para entender el rumbo que toma el hijo de un fabricante de botones que no entendía la visión artística de su hijo.

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

Legs, 1929.

Con Yva, quien no correría tanta suerte como parte de la familia de Newton que huyó mientras ella murió después en el campo de exterminio de Sobibor en 1942, el joven fotógrafo disfrutó durante dos años de abundantes trabajos con la mujer como centro de las miradas. Ya había una gran carga de sensualidad por aquel entonces. Hablamos de los años 30 y de fotografías en las que dos piernas podían atraer más que cinco Playboys de hoy. Por no hablar de esas manos que vemos. 1920.

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

Study of hands, 1920.

Yva fue una avanzada a su época, hija de un modista y comerciante. Con estudio propio a los 25 años (1925). Ni siquiera el matrimonio con Alfred Simon logró que su origen judío no le causase la muerte años más tarde. En 1938 tuvo que cerrar definitivamente su estudio para convertirse en técnica en radiología. En ese mismo año Helmut Newton cogía sus dos cámaras y partía a Singapur para huir de los nazis. Sus padres lo habían hecho poco antes hacia Suramérica.

Alice Springs, su esposa

En esta ocasión, Alice Springs no sería un nuevo caso de Yva. Sería ella quien se sentiría influenciada por Helmut Newton y a partir de los años 70 destacó como fotógrafa con portadas para Elle, numerosos retratos a personajes famosos (Yves Saint Laurent incluido, en 1978). Todo surge de una casualidad: Newton estaba enfermo y tenía que cumplir un encargo para la marca de cigarrillos Gitanes. Al enseñar unas mínimas nociones a su mujer ella despegó sola.

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

Helmut Newton by June, 1981.

Vogue Australia, su salto a la moda.

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

Vogue Australia, 1964.

Volvemos a 1946, fecha en la que Newton establece su propio estudio en Melbourne. A partir de aquí comienza a ganar relevancia y al poco da el salto a Vogue Australia donde logra tener un mínimo reconocimiento. Su primer trabajo lo logra en 1956 con el suplemento de British Vogue edición australiana. Pese a que la oportunidad de firmar un contrato con dicha cabecera de Vogue y volar para Londres con un contrato de 12 meses era un sueño, al mes ya está en París donde sigue trabajando con revistas francesas y alemanas.

FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

Vogue Australia diciembre/enero 1964-65.

Antes de asentarse en París en 1961 pasa dos años en Melbourne, colaborando de nuevo con la cabecera australiana de Vogue. En la capital gala encontrará el estilo que le hará único: encontrará el sexo. Y si es posible con un toque de perversión que luego aumentaría. Helmut Newton acababa de llegar.

Cuando al sexo se le llamó porno chic.

Antes de que Tom Ford se adueñase de este término, del porno chic, un eufemismo más que sumar al falso correctismo de tal negocio, Helmut Newton le demostró todas sus artes. Vogue París viviría una época dorada en la que atraerían la controversia a la moda que aún hoy sigue latente.
La técnica de Helmut Newton era muy depurada. Elegante, en blanco y negro por lo general, con ningún retoque, apuesta por la luz natural y gusto por retratar al personaje como buen fotógrafo clásico.
FOTÓGRAFOS CLÁSICOS

París, 1976.

La unión con Yves Saint Laurent

A partir de la década de los 60 el fotógrafo alemán haría más grande a Yves Saint Laurent de lo que este es. La unión se mantuvo durante años.

En definitiva, Helmut Newton fue uno de los fotógrafos clásicos que rompieron las reglas. Supo provocar a todos cuantos quisieron no ver más allá de las imágenes y al mismo tiempo inspiró a gran parte de los que vendrían después.

Para saber más sobre Helmut Newton y su obra, visita su web oficial en http://www.helmutnewton.com/

Para otros post relacionados AQUI

 

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: