30/08/2017

Fotógrafo de la Semana: Ansel Adams

Ansel AdamsAnsel Adams es una especie de institución que ha superado la condición de mero fotógrafo. En todo el mundo, pero sobre todo en los Estados Unidos, su romántica visión del paisaje ha sido celebrada durante casi un siglo. Sus paisajes de montañas, iluminados con una perfección formal absoluta, son una constante en pósters, libros y cartelería decorativa.

Sus primeros contactos con la fotografía

En 1916, con catorce años, visitó por primera vez con su familia el parque nacional de Yosemite en California. Tras su primera impresión, escribió: «el esplendor de Yosemite sobre nosotros fue glorioso … había luz por todas partes … Una nueva era comienza para mí». Durante dicha visita su padre le regaló su primera cámara, una Caja Kodak Brownie, con la que realizó sus primeras fotografías con su entusiasmo habitual.

Decidió volver a Yosemite al año siguiente con mejores cámaras y un trípode y ese invierno aprendió la técnica básica del cuarto oscuro trabajando a tiempo parcial para un clasificador de fotos de San Francisco.

A los 17 años se unió al Club Sierra, un grupo dedicado a conservar las maravillas y los recursos del mundo natural. Adams, que no podía dejar de sentirse atraído por la magia del paisaje de Yosemite, regresó allí en 1920, pero en esa ocasión como vigilante en el LeConte Lodge.

Durante el verano, disfrutó de la vida al aire libre, acampando, haciendo senderismo y fotografiando los parajes que tanto le cautivaban. El resto del año trabajó mejorando su interpretación y técnica pianística dando clases para conseguir ingresos adicionales y continuar con sus ambiciones musicales.

Resultado de imagen de ansel adamsEn los años 30 destacaron por ser especialmente productivos, alcanzando la madurez como fotógrafo. En esta época conoció a Paul Strand, influyente en gran medida a la hora de tomar la decisión de dedicarse profesionalmente a la fotografía. Logró su primera exposición en solitario a principios de la década, en el Instituto Smithsonian con 60 imágenes tomadas en High Sierra en California. Recibió excelentes críticas del Washington Post, pero, a pesar de su éxito, sintió que su trabajo no estaba a la altura del de Strand. Decidió entonces incluir en su obra naturaleza muerta y trabajó con esmero y minuciosidad las exposiciones largas a luz natural y diafragmas cerrados, creando detalles nítidos con una amplia gama de tonalidades.

Adams fue destacando cada vez más por su energía y entusiasmo. Visitó por primera vez Nueva York en 1933 y conoció a Alfred Stieglitz, un fotógrafo al que siempre había admirado. Stieglitz le ayudó a hacer su primera exposición.

Simultaneó esta labor con procesos estrictamente comerciales encargados por las compañías de la época con vistas a calendarios, felicitaciones de Navidad y moda u otros. No le gustaba, pero le permitía seguir dedicándose de forma más libre a su pasión: fotografía de la naturaleza.

En 1936 colaboró organizando la primera sección de fotografía en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Ahí conoció a Beaumont (historiador de la fotografía) y a Nancy Newhall (escritora-diseñadora). Más tarde colaboraría con Dorothea Lange para un trabajo de la revista Life.

En 1949 fue el encargado de probar los primeros prototipos de Polaroid, tarea a la que se aplicó con entusiasmo para explorar las nuevas posibilidades que ofrecía el sistema. Muchas de sus fotografías las realizó con los productos de Polaroid, pero en los últimos veinte años de su carrera la Hasselblad fue su cámara de elección.

El 6 de agosto de 1953, Adams le escribió una carta a Stieglitz, para hablarle de su precaria situación económica. Fue entonces cuando comenzó a hacer fotografía comercial. No era algo que le encantase, puesto que creía que no lo dejaba explotar su creatividad, aunque le proporcionaba suficiente dinero para vivir. Trabajó para marcas como IBM, AT&T, Nacional Park Service y Kodak, y para revistas como Life y Fortune, además de ser fotógrafo asesor para Polaroid y Hasselblad. Este trabajo no sólo sirvió a Adams para el mencionado sustento financiero, sino que hizo de sus fotografías un icono de las bellezas naturales norteamericanas reconocidas en todas partes del mundo.

Sistema de zonas

Resultado de imagen de ansel adamsLa forma de trabajar de Ansel Adams partía de un estudio exhaustivo de cada uno de los componentes que iba a utilizar, y el proceso requería no sólo conocimientos técnicos, sino además la sensibilidad artística del fotógrafo. Montaba una plataforma sobre el techo de su coche, lo que le permitía un lugar perfecto de observación, y una panorámica mucho mejor. Para fotografiar sus paisajes, utilizaba cámaras de gran formato, con una placa por cada carga que ofrecían más calidad por el tamaño del negativo. Cuidaba la lente, así como el uso o no de filtros para oscurecer los cielos.  Su mayor obsesión era la nitidez, y para ello recurría a las películas de grano más fino y los productos químicos adecuados para el revelado. Fue ese control de la exposición y los matices lo que determinó la definición del sistema de zonas de Adams.

El sistema de zonas implicaba previsualizar las tonalidades antes de realizar la fotografía, imaginar previamente la escena final que quedaría plasmada en la copia. Desde el momento en que medía las luminosidades hasta que hacía los ajustes finales durante el positivado, se distribuían todas las tonalidades en zonas. El paso más importante era decidir el tono principal y asignarlo a una de las zonas. Adams consideró diez zonas desde el negro sólido hasta el blanco puro. Cada zona podía ser definida, además de por el tono, textura y detalle, por su medida fotométrica en términos de números f (diafragmas) y velocidades de obturación.

Sin embargo, este método de trabajo sólo era posible mediante una planificación y ejecución forzosa, si bien con la práctica la aplicación del sistema de zonas llegaría a ser rápida. Ansel Adams escribió: «la gente me pregunta por qué no me limito a tomar la foto sin complicarme la vida con todos esos líos técnicos: Yo respondo que, gracias a mi experiencia de campo, adoptar todas esas decisiones solo me lleva tres segundos».Tuvo tanto éxito, que este sistema se extendió entre los fótógrafos que hacían blanco y negro de la segunda mitad del siglo XX. Los conceptos que ofrecía Adams eran universales, claros y relativamente fáciles de adaptar tanto a la fotografía analógica en blanco y negro como a la digital. En su libro The Negative, Adams decía: «Aguardo con impaciencia nuevos conceptos y procesos. Creo que la imagen electrónica será el siguiente avance importante. Esos sistemas tendrán sus propias características estructurales, inherentes e ineludibles, y tanto el artista como el técnico deberán hacer un esfuerzo por comprenderlos y controlarlos».

Amante de la naturaleza.

Ansel Adams se decantó por la fotografía de abruptos paisajes, profundos cañones, montañas y ríos, bien por placer personal bien por encargos del Gobierno o por los directores de los Parques Nacionales. Realizó grandes series de fotografías de numerosos parques, sobresaliendo, por conocidas, las de Yosemite National Park y Sierra Nevada.

Algunos dicen que Adams fotografió lugares que ya ni existen, pero para otros ocurre lo contrario; algunos lugares siguen existiendo debido a Adams y su entusiasmo y esfuerzo por salvar estos lugares, a través de sus fotografías.

Murió el 22 de abril de 1984, debido a un fallo en el corazón, posiblemente agravado por un cáncer pancreático.

Resultado de imagen de ansel adams

Para conocer más de la vida y obra de Ansel Adams, visita su web oficial: http://anseladams.com/

 

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: