Fotógrafo de Boda en Cádiz
25/06/2018

CONSEJOS PARA EL DÍA DE TU BODA

Fotógrafo de Boda Cádiz

Juan Luna Fotógrafo

Pronto será vuestra boda, si queréis que nada falle, os recomiendo que echéis un ojo a estos consejos.

Aquí os dejo una serie de consejos, desde mi humilde punto de vista, para que los tengáis en cuenta para el día de vuestra boda. Seguro que alguno os puede venir bien a vosotros o a futuras parejas que se casen.

Planificación de la boda

  1. Una boda se debería de empezar a preparar con al menos un año de antelación. Se puede preparar en menos tiempo, pero es posible que si es una fecha solicitada (verano), ya no tengáis  disponibles algunos sitios (iglesias, restaurantes) y a los mejores profesionales. Alternativa: ¿y por qué no casarte en viernes tarde o en domingo mañana?
  2. Intentad evitar grandes desplazamientos de kms el día de la boda. Lo ideal es vestirse, celebrar la ceremonia y el banquete en el mismo sitio, os quitaréis muchos nervios y quebraderos de cabeza de/con vuestros invitados y disfrutaréis más de todo. En su defecto, la mínima distancia posible y no descartéis la contratación de autobuses. Tened bien medidos los trayectos y tiempos considerando también posible tráfico, pruebas deportivas, obras, temporada, aparcamiento, etc.
  3. Como hacienda somos todos, los regalos de boda son susceptibles de ser considerados como donaciones y de tributar como tal, informaros aquí. Para que no os coja de sorpresa.
  4. Tened preparado un plan B para que en caso de lluvia o mal tiempo no os amargue la fiesta. Mirad carpas, agenciaros un paraguas bonito que quede “bien” con vuestros trajes, aunque tampoco está de más un abanico. Los nervios y el calor a veces juegan malas pasadas.
  5. Es recomendable vestirse en una buena habitación de hotel por la estética (en fotos y vídeo, menos es más), por el espacio extra y por evitar distracciones, sobre todo si tenéis en casa a media familia.

Con respecto a los proveedores

  1. Con respecto a los proveedores de servicios, lo recomendable es tener un contrato por escrito con los servicios que incluyen, los horarios y cómo éstos se van a realizar. Además, en la última semana releedlos de nuevo y llamadles al menos para saludarles.
  2. Rodearos de buenos profesionales y dejadlos trabajar. Si habéis contratado a los mejores, restauración, DJ, fotografía y vídeo, etc, facilitadles en la medida de lo posible su trabajo y olvidaros del resto. Recordad que lo que no parece profesional, no es profesional.
  3. Para obtener el máximo partido de todos los profesionales que trabajarán el día de la boda, intentad tratarlos de manera exquisita en los encuentros previos y el día de la boda y no sólo a sus jefes (reuniones, prueba de menú, de peluquería etc). Si caéis bien, ellos se esmerarán más en su trabajo y al final, en el global de la boda, se notará.
  4. No dejéis la responsabilidad de los recuerdos (fotografía y vídeo) en manos del cuñado o tío de la novia. Si es que esperáis un resultado profesional, claro. Las fotografías y el vídeo son para siempre, al contrario que el banquete, o el vestido de la novia, que se disfruta unas pocas horas.
  5. Haced partícipes a los profesionales de información sobre la boda. Música a poner, sorpresas, gustos, etc. Cuanta más información tengan, más se van a involucrar. Por otro lado dejaros asesorar. Antes que la vuestra, han visto un mínimo de 300 bodas.
  6. Dadle al DJ una lista de la música que queréis. En su defecto, la que no queréis (tractor amarillo, el tiburón, la barbacoa, etc. Ahora os ha entrado el miedo, ¿eh?)
  7. Considerad el contratar profesionales que hagan de canguros de los más peques de la boda durante el banquete, les ayuden a comer, propongan actividades, etc. En la mayoría de los casos resulta muy exitoso para padres y niños. Todos quedan muy contentos.

Días antes de la boda

  1. Haced una lista con todo lo que tenéis que llevar a la ceremonia. Incluido arras, anillos, paraguas, futura suegra, etc y dejadla pegada en la puerta de casa para no olvidar nada.
  2. Si han arreglado el vestido o el traje recogiendo o sacando, os digan lo que os digan, probadlo de nuevo la misma semana de la boda. Me lo agradeceréis. También, practicad vistiéndoos sin ayuda del personal de la tienda salvo que os vistáis en ella el día de la boda, porque siempre hay problemas.
  3. Delegad y delegad, en gente de vuestra confianza para que se encargue de ciertas tareas, como llevar arroz, hacer que los invitados entren a la ceremonia o banquete. No podéis estar pendiente de todo, es más, no debéis.
  4. Aunque seguro que ya habéis estado “domando” el calzado, llevaros otro más cómodo y tiritas por si acaso.

Día de la boda

  1. No olvidéis que algún familiar os lleve un botellín de agua y una pequeña farmacia con lo típico.
  2. Comida y bebida. Durante el banquete, no os paséis comiendo y bebiendo, no vaya a ser que al final no podáis disfrutar ni de la tarta, ni de la barra libre. Así mismo, ese mismo día y días previos, procurad no comer o beber cosas no habituales en vuestra dieta.
  3. No dediquéis al teléfono móvil más tiempo del imprescindible. Dejad los “me gusta” en Facebook para otro momento y gustad a los invitados con vuestra alegría. El día pasa rápido.
  4. El vestido se va a manchar sí o sí, así que por favor, no hagas un drama de ello. Salir limpia de la ceremonia es lo máximo que se puede pedir. La mayoría de los casos en foto y vídeo, tiene fácil solución.
  5. Estaría bien que intentarais saludar y charlar unos segundos con todos y cada uno de los invitados, con una sonrisa en la boca, y si no, no haberlos invitado. Sobre todo, dedicad unos minutos a padres, hermanos y abuelos.
  6. Encargad a algún invitado con don de gentes que anime a los invitados a que se unan a las fotos, al menos a las de grupo y que vaya indicando al fotógrafo quienes son las personas más importantes para vosotros. Hay gente que se “esconde” en las bodas a propósito y luego se queja de que no sale en las fotos.
  7. Los discursos de agradecimientos a todos por parte de la pareja, micro en mano, gustan mucho. Mejor que haga de portavoz quien mejor hable de los dos.
  8. Si el baile no es lo vuestro, pedid al DJ que haga una versión corta. Con 2 minutos es más que suficiente para que todo el mundo se dé cuenta de que no habéis practicado mucho. A partir del tercer minuto se llama ya ridículo. Mejor bailad entre todos los invitados y a ser posible con luces parpadeantes 😀
  9. Cumplid en la medida de lo posible los horarios previstos de llegada a la ceremonia, llegada al banquete, etc. Hay gente mayor y niños que han de comer a su hora. Además, el resto de invitados y los profesionales contratados os lo agradecerán. Sí, es vuestro día, pero ya que no estáis solos, pensad en los demás.
  10. De nuevo, evitad los desplazamientos largos e innecesarios para la sesión de fotos posterior, antes del banquete. Un buen profesional hará un reportaje estupendo en menos de 30 minutos, en cualquier sitio, aún lloviendo, ¡en cualquiera!, si ponéis de vuestra parte. Por tanto es posible que disfrutéis de una parte del cocktail y de vuestros invitados. ¡Estos desplazamientos dejadlos para la postboda!
  11. Evitad que los invitados estén realizando fotografías durante la ceremonia o en el baile. Es horrible ver a todos los invitados mirando una pantalla LCD en vez de vivir el momento. Además, de estropear muchas fotos, poniéndose detrás vuestro, o entre los profesionales y vosotros. Molestando con sus flashes o luces led que generan halos y destellos en las imágenes de los profesionales y efectos raros sobre vosotros.

Lo más importante

  1. Recordad que la boda ha de ser un fiel de reflejo de vosotros, no de lo que la gente espera de vosotros. Hay que ser auténticos.
  2. Es imposible agradar a todo el mundo. Siempre habrá quien piense que mejor hubiese sido otro restaurante. Que hace mucho frío, otros que demasiado calor, o que el vestido a la novia no le sentaba del todo bien. Es normal, no os preocupéis.
  3. Muchas veces es mejor no contratar un servicio que vuestros invitados no van a saber apreciar e invertir ese dinero en algo que vosotros sí vais a valorar.
  4. Todo, todo, no puede salir al 100% como lo teníais planeado. Pero eso es lo bonito de la vida, el no saber qué va a ocurrir ¿no?, relajaros y disfrutad. Es más, probablemente los invitados ni lo noten.
  5. No dejéis que nada, ni nadie os amargue vuestro día.
  6. No sólo hay que estar feliz, hay que parecerlo. De nada sirve que sea un gran día, si todo el mundo no lo nota y en las imágenes parece que estáis enfadados, debido a los nervios.
  7. Y sobre todo que no se os olvide disfrutar y saborear cada momento. Pasa volando.

Entradas relacionadas AQUÍ.

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: