23/03/2018

APRENDE FOTOGRAFÍA (Cap.23): : El histograma (y II), afina tu exposición.

En la primera entrega dedicada a el histograma vimos que en realidad no es otra cosa que un conjunto de líneas, unas al lado de otras, cuya posición depende de la luminosidad y con una altura que indica la cantidad de pixeles con ese valor.

Al observar un histograma podemos evaluar la exposición de la fotografía a la que hace referencia. Si la mayoría de éste se encuentra a la derecha significa que en la imagen abundan las zonas luminosas. Si gran parte del histograma se ha desplazado hacia la izquierda la interpretación es la contraria. Se tiende a la oscuridad. Entre ambos casos caben infinitas posibilidades.

El histograma y la pérdida de información

Si en algo nos puede ayudar el histograma es a la hora de detectar problemas de exposición en nuestras imágenes. Para entenderlo, partamos de una situación sin problemas.

En la siguiente imagen puedes comprobar que el histograma es tan amplio que abarca la totalidad del eje horizontal sin cortarse en ninguno de los dos extremos. Eso significa que en la fotografía a la que corresponde hay zonas claras y oscuras. Que en ellas es posible apreciar detalle porque no son tan brillantes ni tan sombrías como para que no haya información. Por eso puedes distinguir lo que hay en las sombras y la textura en las partes más luminosas.

Aprende cómo mejorar la exposición de tus fotografías con el histograma en Fotografía.

Si por el contrario el histograma acaba abruptamente en uno de los laterales nos está avisando de que hemos perdido detalle. En las sombras si se corta a la izquierda y en las zonas luminosas lo hace en el extremo derecho.

Aprende cómo mejorar la exposición de tus fotografías con el histograma en Fotografía.

Aprende cómo mejorar la exposición de tus fotografías con el histograma en Fotografía.

De esa manera, al revisar en la pantalla trasera de nuestra cámara el histograma de una fotografía, podemos evaluar si está correctamente expuesta. Si se ha producido un “recorte” en las sombras (imagen con subexposición, como el ejemplo en blanco y negro) o en las luces (como la imagen sobreexpuesta de la iglesia en color). Eso nos permite tomar las decisiones necesarias para corregirlo, si es lo que queremos.

Desplazando el histograma para corregir problemas de exposición

Ya sabemos diagnosticar problemas de exposición mediante el histograma. Ahora vamos a aprender a corregirlos de manera práctica.

Decíamos que cuando el histograma aparece cortado a izquierda o derecha significa que en la fotografía se ha perdido información en las sombras o en las luces respectivamente. De ahí podemos concluir que para recuperar detalle en una imagen con el histograma recortado en su parte izquierda (pérdida en las sombras) hay que desplazarlo hacia la derecha. Y al revés, para recuperar información en una imagen cuyo histograma se corta a la derecha debemos moverlo hacia la izquierda.

Podemos hacer esto (hasta cierto punto) a posteriori frente a la pantalla y mediante un software de revelado digital. Aunque siempre es mejor solucionar la mayor parte de los problemas en el momento de la toma. Veamos qué hacer si acabamos de tomar una fotografía y comprobamos que el histograma está recortado en uno de los dos lados.

Supón que haces una fotografía (con 1/125 f/8 ISO 200) y cuando la revisas en la pantalla posterior de tu cámara aprecias que el histograma se corta abruptamente a la derecha (has perdido información en las luces). Ahora ya sabes qué quiere decir eso. La imagen está sobreexpuesta hasta el punto de que en ella hay zonas tan luminosas que no tienen detalle. Según lo que hemos visto hasta ahora para corregirlo necesitas desplazar el histograma hacia la izquierda. Hasta que el recorte desaparezca. ¿Cómo?

Formas de corregir el histograma.

Tienes al menos dos formas de hacerlo:

  • repetir la fotografía modificando uno de los tres vértices del triángulo de exposición de manera que la fotografía resultante sea menos luminosa. Para eso que tienes que pasar a modo manual, si no lo estás ya, y cambiar al menos uno de los tres valores. Por ejemplo un paso completo (aunque puede ser necesario más o menos dependiendo de la posición del histograma). La velocidad de 1/125 a 1/250, la apertura de f/8 a f/11 o el ISO de 200 a 100.
  • si estás utilizando un modo de prioridad (a la apertura o a la velocidad), puedes compensar la exposición en -1EV. Si estás en prioridad a la apertura la cámara reducirá la exposición en un paso cambiando la velocidad de 1/125 a 1/250 (respetando el diafragma f/8 que habías escogido) o cerrará el diafragma en 1 paso de f/8 a f/11 si habías seleccionado el modo prioridad a la velocidad. Manteniendo 1/125 como el tiempo de exposición escogido por ti.

Cuando repitas la toma tras hacer uno de estos dos ajustes, el resultado será una fotografía menos luminosa. Con el histograma desplazado hacia la izquierda en un paso (como la línea punteada en el dibujo). Quizás suficiente para que el recorte en las luces haya desaparecido. Ahora las partes más brillantes de la escena mostrarán detalle y podremos apreciar qué hay en ellas.

Aprende cómo mejorar la exposición de tus fotografías con el histograma en Fotografía.

Cambios en el diafragma o la velocidad.

Si te limitas a cambiar el diafragma o la velocidad (sin compensar la exposición) en un modo de prioridad el histograma no se desplaza. La cámara compensa tu decisión ajustando en el sentido contrario el tiempo o la apertura respectivamente. Con ello el nivel de exposición resultante va a ser el mismo y el histograma mantendrá su posición.

Cuando compensas la exposición en uno de los modos de prioridad, la cámara corrige su decisión en el ajuste que depende de ella (la velocidad en el modo de prioridad a la apertura, diafragma en el modo de prioridad al tiempo) tanto como tú quieras: +/- 1/3EV, +/- 2/3EV, +/- 1EV,… Si corriges el histograma manualmente, en lugar de cambiar sólo uno de los tres ajustes puedes actuar sobre varios. Siempre y cuando eso lo mueva en la dirección que te interesa.

Por ejemplo en vez de reducir la exposición dividiendo el tiempo a la mitad (de 1/125 a 1/250), podrías reducir menos el tiempo (de 1/125 a 1/160). Cerrar ligeramente el diafragma (de f/8 a f/9) y bajar la sensibilidad (de ISO 200 a ISO 160). Todos esos pequeños cambios se suman en la misma dirección. Reducen la exposición y mueven el histograma hacia la izquierda. Esto contribuye a corregir un histograma que re recorta a la derecha.

Obviamente, si la imagen está subexpuesta y no tienes detalle en las sombras tienes que hacer justo lo contrario. Cambiar al menos uno de los tres ajustes de forma que la exposición sea mayor (aumentando la apertura de f/8 a f/5.6, o el tiempo de de 1/125 a 1/60, o la sensibilidad de ISO 200 a 400). O compensar la exposición en un modo de prioridad en +1EV. De esa forma el histograma se desplazará hacia la derecha (tal y como indica la línea punteada), solucionando el recorte a la izquierda (sombras).

Aprende cómo mejorar la exposición de tus fotografías con el histograma en Fotografía.

Mover el histograma hacia la derecha ¿por qué? ¿siempre?

Quizás hayas oído que debes “derechear” el histograma… Lo que se pretende decir con ese término es que nos conviene que nuestro histograma bascule hacia la derecha; el motivo es que el sensor de nuestra cámara es capaz de recopilar mucha más información en esa zona. Se podría asimilar a que en las partes luminosas la cámara cuenta con más “materia prima” para construir la imagen. De ahí que en las zonas en sombra el ruido digital sea más evidente.

Si decides seguir este consejo ya puedes hacerlo: sabes cómo desplazar el histograma hacia la derecha. Sólo tienes que aumentar la exposición tal y como te contaba en el punto anterior. La pregunta que tienes que hacerte es ¿realmente el aspecto que quiero conseguir es el de una imagen luminosa? Si la respuesta es sí aplica la técnica que acabamos de ver. Pero no lo hagas sin reflexionar, sólo porque lo has leído.

Probablemente si estás fotografiando una zona con sombra, por ejemplo, no querrás que el histograma aparezca a la derecha. Al fin y al cabo se trata de una escena oscura. No se vería así si el histograma se desplaza hacia los valores más luminosos.

Si te surgen dudas o quieres dejar alguna sugerencia, ahí tienes los comentarios, a tu disposición. Recuerda compartir la entrada con tus amigos si te ha gustado y no olvides que aquí están recopiladas todas las entradas dedicadas a aprender técnica fotográfica.

Artículo de rubixephoto.com

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: