13/10/2017

Aprende fotografía (Cap. 6): el diafragma y la profundidad de campo (I).

Ahora que ya sabes qué es el triángulo de exposición, vamos a profundizar en uno de sus tres vértices:

Triángulo de Exposición: diafragma y apertura.

El diafragma es un orificio con apertura variable. Eso básicamente quiere decir que se trata de un agujero que puede aumentar o disminuir de tamaño, permitiendo el paso de más o menos luz.

En esta imagen puedes ver el diafragma de un objetivo Leica (cortesía de Ben Stassen)

3323211422_605ab6f2a9_b

La apertura del diafragma (a la que nos referimos simplemente como “diafragma”) es el tamaño del hueco dejado por esas láminas hacia interior del objetivo. La apertura (diafragma) se mide de una manera muy concreta…

Pero antes hay algo que debes saber, simplificando hasta el extremo: la longitud focal de un objetivo es la distancia entre su centro óptico y el plano focal (el lugar que ocupa tu sensor) medida en milímetros. Hay objetivos en los que ésta es fija y otros en los que se puede cambiar (los que todos llamamos “zoom”). A mayor longitud focal mayor es el tamaño de los objetos en la fotografía (por eso cuando haces “zoom” con tu cámara te da la sensación de que te acercas a lo que estás encuadrando).

Pues bien, la apertura del diafragma se expresa como una fracción de la longitud focal. Estas son las aperturas típicas:

… f/2, f/2,8, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16…

Como se trata de una fracción, cuanto mayor es el denominador menor es el resultado. Es decir, a medida que aumenta el número disminuye la apertura, y viceversa.

Imagina que tienes un objetivo de longitud focal 50 mm.

  • f/2 = 50 mm / 2 = 25 mm
  • f/4 = 50 mm / 4 = 12,5 mm
  • f/2 > f/4

y así sucesivamente: cuanto más aumenta el número tras la barra (“/”) menor es el orificio del diafragma y la cantidad de luz que entra.

De manera gráfica:

diaframga_progresivo

El círculo rojo representa la apertura del diafragma; cuanto mayor es el número por el que se divide la longitud focal, menor es su tamaño (en cada posición, la focal se divide en tantas partes como el número tras la barra “/”).

Cuando pasas de una apertura típica (… f/2, f/2,8, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16…) a la siguiente estás dejando pasar el doble o la mitad de luz hacia tu sensor: el doble si vas hacia la izquierda (por ejemplo de f/5.6 a f/4) y la mitad si vas hacia la derecha (por ejemplo de f/5.6 a f/8).

Lo anterior significa que si se modifica el diafragma en un sentido o en otro, para que siga llegando la misma cantidad de luz al interior de tu cámara habrá que compensar ese cambio de alguna manera. ¿Te imaginas cómo? Eso es, cambiando el tiempo de obturación. Pero debes saber que que, aunque pase la misma cantidad de luz con dos diafragmas distintos, las fotografías resultantes pueden ser muy diferentes…

Eso es justo lo que veremos en la próxima entrega. 🙂

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies