17/11/2017

Aprende fotografía (Cap. 11): Compensación de exposición en Fotografía: corrige a tu cámara.

Hace poco desmenuzamos los modos de funcionamiento de nuestra cámara, lo que equivale a saber cómo conseguir que haga lo que nosotros queremos en cada situación. En aquella entrada hablábamos no sólo de los ajustes automáticos, sino también del modo manual y de los semiautomáticos. Hoy continuamos con estos últimos; descubrirás que hay una forma de “corregir” la decisión de tu cámara si el resultado no te convence.

Antes de seguir sólo un breve recordatorio: en el modo de prioridad a la velocidad de obturación tú fijas el tiempo de exposición y la cámara, de acuerdo a la lectura de la luz y a la sensibilidad del sensor, escoge la apertura que cree más adecuada. En el modo de prioridad a la apertura sucede justo lo contrario: tú decides el diafragma y la cámara la velocidad de obturación.

Compensando la exposición

En los modos semiautomáticos (y a veces también en el modo P) tienes la posibilidad de “corregir” la decisión de tu cámara si el resultado no te convence, ya sea porque se ha confundido con la lectura de la luz (algo que sucede con cierta frecuencia) o porque buscas intencionadamente un aspecto muy distinto al que ella propone.

Imagina que haces una fotografía en modo prioridad a la apertura fijando el diafragma en f/8. Supón que los valores de esa fotografía son 1/250 f/8 ISO 200. La cámara ha decidido la velocidad considerando que con el valor que sugiere (1/250) la exposición va a ser correcta:

Lectura del fotómetro: exposición correcta.

Si el resultado te parece demasiado oscuro, puedes compensar sobreexponiendo en la siguiente toma, por ejemplo, un paso (para eso generalmente hay que girar una rueda en el cuerpo de la cámara) hasta que la indicación del exposímetro muestre esto:

Lectura del fotómetro: sobreexposición.

Lo que sucede con 1/125 f/8 ISO 200

Si en cambio crees que la primera imagen era demasiado clara y que debería oscurecerse, puedes compensar subexponiendo en la siguiente toma (girando la rueda o el selector en el sentido contrario):

Lectura del fotómetro: subeexposición.

En cuyo caso los datos de la toma cambiarán a 1/500 f/8 ISO 200

Al compensar la exposición en modo prioridad a la apertura actúas sobre el tiempo de exposición, el diafragma sigue donde lo habías fijado antes de tomar la foto. Como ves en el ejemplo de arriba, la apertura no cambia y se mantiene en f/8, lo que varía como consecuencia de la compensación de exposición es la velocidad (el tiempo de exposición) de acuerdo a esto:

Cómo se produce la compensación en el modo prioridad a la apertura.

Para entender qué sucede en el modo de prioridad al tiempo imagina que fijas la velocidad de obturación en 1/250 y que al hacer una foto en esas condiciones los valores son 1/250 f/8 ISO 200. La cámara ha decidido una apertura de f/8 (lo que es lógico, por ejemplo, si estás apuntando al mismo lugar que antes).

Si consideras que el resultado es demasiado oscuro, puedes sobreexponer en la siguiente toma, por ejemplo, un paso:

Lectura del fotómetro: sobreexposición.

Así la apertura habrá cambiado: 1/250 f/5.6 ISO 200

Si en cambio crees que la imagen de partida era demasiado clara puedes subexponer un paso en la siguiente:

Lectura del fotómetro: subeexposición.

Con lo que la apertura del diafragma se cerrará un paso: 1/250 f/11 ISO 200

Al compensar la exposición en modo prioridad al tiempo de exposición actúas sobre la apertura del diafragma, la velocidad de obturación se mantiene donde la habías fijado antes de tomar la foto (1/250).

Cómo se produce la compensación en el modo prioridad a la velocidad.

Por supuesto no tienes que compensar en pasos enteros (recuerda, un paso hacia arriba significa que ahora entra el doble de luz que antes, y con un paso hacia abajo que estás dejando pasar la mitad de luz que antes de compensar), en esta entrada he intentado simplificar al máximo los números para que sea fácil de entender, sin embargo en tu cámara podrás hacer ajustes en 1/2 o en 1/3 de paso (dependiendo del modelo y marca), tanto hacia la sobreexposición como hacia la subexposición.

Lo mejor es que consultes el manual para saber cómo compensar la exposición, siempre verás un dibujo parecido al de arriba en la pantalla o en el visor que te indicará si estás sub o sobreexponiendo (según el criterio de la cámara) a medida que actúas.

Eso sí, cuando compenses la exposición recuerda volver a la situación de partida cuando desaparezca el motivo que tenías para hacerlo, de lo contrario las siguientes imágenes pueden sufrir las consecuencias en forma de sub o sobreexposición… 😉

¿Dudas? ¿Sugerencias? Ahí tienes los comentarios, a tu disposición. 🙂 Si te ha gustado, no te cortes: compártelo en tus redes!

RECENT POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: